Inicio » Historia » Historias de la Guerra Civil Española III: Las 13 Rosas

Historias de la Guerra Civil Española III: Las 13 Rosas

Tras la ocupación de Madrid por el ejército franquista y el fin de la guerra, las Juventudes Socialistas Unificadas intentaron reorganizarse clandestinamente bajo la dirección de José Pena Brea, de 21 años. Tras el golpe de Estado del dictador Franco y el fin de la guerra, los dirigentes del PCE y las JSU habían abandonado España, dejando la organización en manos de militantes poco significativos, los cuales esperaban pasar más desapercibidos. José Pena, secretario general del comité provincial de las JSU, fue detenido por una delación y obligado a dar, mediante torturas, todos los nombres que sabía y firmar una declaración preparada. Roberto Conesa, policía infiltrado en la organización, colaboró también en la caída de la organización (Conesa fue posteriormente comisario de la Brigada Político-Social franquista y ocupó un cargo importante en la policía durante los primeros años de la democracia). La práctica totalidad de la organización clandestina cayó de este modo, sin apenas posibilidad de reorganización.

La mayor parte de los detenidos aún no había tenido tiempo de integrarse en la organización clandestina o apenas acababan de hacerlo. A la captura de los militantes ayudó el hecho de que los ficheros de militantes del PCE y las JSU no habían podido ser destruidos, debido al golpe de Estado del coronel Casado, y fueron requisados por los militares franquistas al ocupar Madrid. Entre los detenidos se hallaban Las Trece Rosas, que fueron detenidas y conducidas primero a instalaciones policiales, donde fueron torturadas, y después a la cárcel de mujeres de Ventas, construida para 450 personas en la que se hacinaban unas 4000.

El 29 de julio, Isaac Gabaldón, comandante de la Guardia Civil, inspector de policía militar de la 1ª Región Militar y encargado del “Archivo de Masonería y Comunismo” (archivo que agrupaba los documentos recopilados por el ejército de Franco en su avance durante la guerra), su hija de 18 años y su chófer fueron asesinados en Talavera de la Reina en un atentado cometido por tres militantes de las JSU. En el Consejo de Guerra que se celebró el 3 de agosto (expediente 30.426) fueron juzgados 57 miembros de las JSU, de los cuales 14 eran mujeres. Entre los acusados se encontraban los tres asesinos de Gabaldón, mientras que la mayoría del resto habían sido detenidos antes del atentado. En el juicio se dictaron 56 penas de muerte, librándose sólo una de las mujeres.
Los acusados que no habían participado directamente en el atentado contra Gabaldón fueron acusados de reorganizar las JSU y el PCE para cometer actos delictivos contra el “orden social y jurídico de la nueva España”, y condenados, por “adhesión a la rebelión”.

La mayoría de las ejecuciones (incluyendo las de “las Trece Rosas”) tuvieron lugar en la madrugada del 5 de agosto de 1939, junto a la tapia del cementerio de la Almudena de Madrid, a 500 metros de la prisión de Las Ventas. Al día siguiente fueron fusilados los autores materiales del atentado. Nueve de las jóvenes fusiladas eran en el momento de su muerte menores de edad, ya que la mayoría de edad estaba establecida en 23 años.

Carmen Barrero Aguado(20 años, modista).

Martina Barroso García (24 años, modista)

Blanca Brisac Vázquez (29 años, pianista)

Pilar Bueno Ibáñez (27 años, modista)

Julia Conesa Conesa (19 años, modista)

Adelina García Casillas (19 años, activista)

Elena Gil Olaya (20 años, activista)

Virtudes González García (18 años, modista)

Ana López Gallego (21 años, modista).

Joaquina López Laffite (23 años, secretaria)

Dionisia Manzanero Salas (20 años, modista)

Victoria Muñoz García (18 años, activista)

Luisa Rodríguez de la Fuente (18 años, sastre)

Anuncios

4 comentarios

  1. Hi there Lucia,
    Thank you for taking the time to stop by and check out my little corner of the blogosphere and the follow, your support is greatly appreciated. Looking forward to seeing more from you 🙂

    Have a great day,

    Eddie

  2. saravia dice:

    Gracias por compartir imágenes, crónicas, declaraciones de una Guerra que la reseñamos en las aulas en latinoamérica. La confrontación entre tendencias, trasladadas a la actualidad tuvieron su semilla por aquella época y sus raíces en la historia de la humanidad.

    Felicitaciones, buen trabajo

    Luis Miguel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Entradas recientes

A %d blogueros les gusta esto: